Vestidos con papel origami

-Indice del contenido-

Origami significa papel plegado en japonés. Es una técnica milenaria que se usaba en ceremonia religiosas. Hay muchos modelos distintos como los famosos kotori o grullas, las flores y las mariposas, que fueron las primeras en crearse.

Hoy te vamos a enseñar a hacer unos vestidos divinos para decorar el cuarto de tu nena, regalarle a tu sobrina o hacer guirnaldas originales para los cumpleaños. Descubrí cómo hacer vestidos en origami. ¡Es muy simple!

Materiales:

Solo necesitas papel para origami, papel de diario o papel glasé cuadrado.

Pasos:

Tomá un papel cuadrado. Hacé una marca por la mitad y doblá las dos solapas hacia el centro, como si fuese una ventana. Si usás papel de origami, acordate de dejar el diseño para afuera.

Dale la vuelta y llevá el último pliegue hacia el centro. Hacé lo mismo del otro lado. Una vez terminado, marca el papel por arriba de la mitad del rectángulo y doblalo. Se va a acortar pero no importa. Esa va a hacer la cintura del vestido.

Ahora vamos a hacer la falda. Tomá una de las 2 solapas de la mitad más grande del rectángulo y plegáis hacia afuera y un poco hacia arriba. Luego, repetilo con la otra solapa. Ya empieza a tomar forma, ¿viste?

Ahora viene el cuellito del corsé. Doblá 2 triángulos hacia afuera. Intentá que queden lo más rectos posible.

¡Atención! Este es el paso más difícil. Para que quede como la primera imagen, tenemos que hacer un doblez detrás. Cerra las solapas que marcamos en el paso anterior. A la altura del escote, que es hasta donde llegaban los triángulos, plegáis el rectángulo que está en el medio del lado liso hacia atrás. Ahora aplasta los triángulos para que te quede prolijo.

Ahora, sí, ya te queda poco. Dobla la mitad superior hasta que tope con el rectángulo interno y, desde ahí, plegá la mitad inferior. Repetí el procedimiento del otro lado.

Para terminar, plegáis cada manga del vestido hacia adelante. No la dobles hasta el final, sólo un poco. Eso hará que luzca más delicado el acabado.

¡Y ya está listo! Hermoso, ¿no?

Ahora ya sabes como hacer un vestido con papel. Cuantos más coloridos y con diseños más delicados, mejor. ¿Qué vas a decorar con él? ¿A quién se lo vas a regalar? ¡cuéntanos!