Cómo hacer un atrapasueños en cuatro sencillos pasos

Aprende a elaborar tu propio atrapasueños fácilmente siguiendo estos pasos.

Estos instrumentos, considerados mágicos, consisten en un aro adornado con cuerda y abalorios, un juego de hilos enroscados en forma de tela de araña en el interior del círculo, y unas plumas que cuelgan de la parte inferior.

La leyenda afirma que, si tenemos un atrapasueños colgado en nuestra habitación, éste recogerá las pesadillas en su tela de araña y las hará desaparecer a través de sus plumas.

Los atrapasueños son, sin duda, uno de los elementos decorativos más significativos de la decoración bohemia. Y su elaboración… ¡Es muy sencilla!

Materiales para elaborar un atrapasueños necesitarás:

Un aro: Puede ser de metal, plástico, madera o elaborado con materiales naturales como ramas. Los aros de plástico son sencillas de conseguir en cualquier bazar o tiendas online.

Quizas te interese : Muñecas de fieltro para niños

Hilo: Preferiblemente el que se utiliza para labores de punto de cruz, ya que es más grueso que el hilo normal.
Cuerda de tela o cuero

Abalorios: Cuentas, conchas, cascabeles… los que más te gusten.

Plumas: Puedes adquirirlas por bolsas o por metros en bazares, tiendas de manualidades y también online.

Tijeras y pegamento transparente

El tamaño del aro y la cantidad de abalorios y plumas que utilices depende de tus gustos y de lo que mejor convine con la decoración del espacio donde quieras colocar el atrapasueños.

Materiales necesarios

Paso 1: Decora el aro con la cuerda de tela o cuero que hayas elegido. Pega un extremo y enrolla alrededor del círculo, cuando termines y ambos extremos se junten vuelve a pegar.

Anuda la cuerda al aro que hayas elegido, el tamaño y el material será según tu gusto.

Paso 2: Elabora la tela de araña del atrapasueños, es más sencillo de lo que parece. Anuda el hilo en un extremo y enróllalo en el aro formando un hexágono.

Cuando hayas hecho la primera parte, inserta el hilo de nuevo por sí mismo hasta llegar al centro, donde deberás anudar el hilo.

En este paso puedes añadir abalorios y cuentas al hilo de modo que la tela de araña quedará decorada. Si te sobra bastante hilo en el centro, puedes añadir ahí un cascabel pequeño, abalorio o cualquier otro adorno.

Elabora la tela de araña del atrapasueños hasta llegar al centro y cerrar el círculo.

Paso 3: ¡Este es el paso más sencillo! Corta algunos trozos de cuerda (tres es lo más común) y pégala al cálamo de la pluma. Adorna la parte que une la pluma con la cuerda con algún abalorio para disimular la unión. Puedes pegar una sola pluma o algunas más a la cuerda, según tu gusto.

Pega las plumas al extremo de las cuerdas.

Paso 4: Anuda o pega las cuerdas a la parte inferior del círculo, asegúrate de que no queden torcidas… ¡y listo! Ya tienes tu propio atrapasueños.