Huevo de Geodas experimento de ciencia para niños

Sorprende a tus hijos con estas manualidades científicas, traemos un de experimentos que podrían encantarle a tus hijos.

Quien no quiere ser mejor que Harry Potter a la hora de hacer magia o como en este caso ciencia.

Huevos de Geodas

Convierte un huevo en una ‘joya’ por la que un ‘pirata diminuto’ lucharía por encontrar.

Observar el proceso de cristalización simulado de una geoda. Las geodas son cavidades rocosas en las que han cristalizado minerales. Llegan hasta estas rocas disueltos en agua subterránea. Los cristales son normalmente de gran tamaño a consecuencia a la poca presión a la que se han producido.

Qué necesitas:

  • Una docena de huevos crudos o huevos de plástico.
  • 900 gr de alumbre de potasio en polvo (disponible en farmacias)
  • Colorantes alimenticios
  • Pegamento o cola blanca
  • Un alfiler para pinchar y vaciar los huevos crudos
  • Cúter
  • Guantes de látex
  • Pincel
  • Pañuelos de papel
  • Cajas para ir almacenando los huevos
  • Agua caliente
  • Supervisión adulta

Pasos a seguir:

El primer paso es hacer que salga por las orificios el mimo con cuidado hasta el huevo este vació. Así, uno por uno. Otra opción es comprar huevos de plásticos y cortarlos por la mitad así el trabajo es mas fácil de realizar.

Dibuja un trazado por la mitad del huevo para dar el siguiente paso con el cúter.

Corta el huevo de forma que te queden dos mitades más o menos iguales. Con la visión de un adulto o que el adulto lo haga.

Con ayuda de un pincel, extiende el pegamento o la cola blanca por el interior del huevo.

Espolvorea por encima el alumbre de potasio en polvo. Marca un poco el pegamento en los bordes del huevo con el pincel y ponlo boca abajo en el bol del polvo de alumbre para que se impregne bien. Aún con el pegamento húmedo, y espera 24 horas para el siguiente paso.

Tienes que calentar el agua en una olla hasta que comience a hervir y apaga el fuego. Agrégale 3/4 de taza de alumbre de potasio en polvo y remueve durante un buen rato.

Si quedan cristales en el fondo, deberás seguir removiendo o volver a calentar la solución. Si tiene grumos, es mejor colarla. Tiene que quedar homogénea.

Según se va enfriando la mezcla, notarás que se forman cristales en el fondo del bol. Si estás satisfecho con el aspecto de tu mezcla, tienes que destruirlas en diferentes bols y agrégale colorantes distintos a cada uno.

Sin que se haya enfriado por completo, sumerge los huevos (con la parte hueca hacia arriba) en la mezcla con los colores elegidos.

Dejamos los huevos sumergidos en los distintos bols durante unas 15 horas aproximadamente. Los cristales crecerán durante el tiempo que está en reposo.

Transcurridas esas 15 horas, tendremos una geoda casi perfecta. Con la ayuda de unos guantes de látex (para no mancharnos de colorante), retira con mucha precaución los huevos del bol (son muy frágiles). Si quieres más cristales puedes volver a calentar la mezcla e introducirlos de nuevo.

Colocar sobre un papel para sacarles y tendrás tu ‘joya’ de piedras preciosas. Recuerda compartir o regalarnos estrellas al principio del post.