Experimentos para niños en envases

Los experimentos infantiles es el método  perfecto de aprender nuevas nociones, ¡la experimentación es la mejor maestra! Hoy veremos experimentos para niños ¡en frascos! que dejarán a los peques con la boca abierta.

1.Tapa mágica de papel

Los materiales son los que apreciamos en la imagen un vaso, agua y papel con esos materiales hacemos magia.

Recortamos un pedazo de papel en forma de cuadro,ponlo encima del vaso con agua como una tapa y voltéalo con cuidado. El papel se le pega al vaso como si fuera un imán, y el agua no se derrama. ¡Magia!

Cuando tapamos un vaso con agua con una hoja de papel y lo volteamos, la gravedad hace que el agua se pegue al papel y no se derrame. La presión del aire es mayor que la del agua, por lo tanto la hoja no se cae.

2.La densidad de los líquidos, Experimentos infantiles

Con este experimento infantil, los pequeños aprenderán el concepto de densidad de un modo muy sencillo. Necesitaremos varios materiales, pero seguro que tienes la mayoría de las cosas en casa: miel, sirope de maíz claro, jabón para fregar los platos azul o verde, alcohol, aceite de oliva, agua, colorantes alimentarios, un gotero, y un frasco de cristal grande.

Lo primero es enseñarle a los niños el poder de la densidad, y para eso podemos usar dos recipientes iguales con canicas dentro, uno con muchas, y otro con pocas: todo lo que nos rodea (también nosotros), está formado por unas cosas muy pequeñas que se llaman moléculas.

Los líquidos que utilizaremos tienen muchas moléculas y otros pocas, como nuestros recipientes de canicas. Si pesamos los recipientes veremos que el que tiene más canicas es el más pesado, ¿No es verdad deja tu opinión en los comentarios? De la misma manera los líquidos con más moléculas, osea con mayor densidad, son más pesados, y por eso se quedarán en el fondo del frasco, sin mezclarse con los otros.

3.El arte de inflar los globos solos

Que niño no desea impresionar a sus compañeros ? con un poco de magia o en este caso ciencia, los materiales son prácticos: unos globos, una botella vacía, una cuchara, un embudo, vinagre y bicarbonato de sodio.

Hecha el vinagre en el envase (aproximadamente llena 1/3 del recipiente). A través del embudo, ponle 2-3 cucharaditas de bicarbonato. Coloca el globo sobre la boca de la botella y verás cómo empieza a inflarse. El globo lleno de dióxido de carbono no podrá elevarse. Para que se mantenga junto al techo, frota sobre el globo cualquier tela sintética y luego pega el globo al techo.

4.Frascos que brillan en la oscuridad

Durante las vacaciones infantiles, no hay nada mejor para entretener a los peques que un experimento infantil divertido como el que os proponemos hoy. Materiales: frasco de vidrio, 3 palillos de pintura que brilla en la oscuridad (se compra en tiendas especializadas) por frasco, guantes de plástico para proteger vuestras manos, tijeras y es recomendable gafas para proteger la vista y un trozo de tul. ( Es opcional)

 

Tenemos que cortar un trozo de tul, un poco más alto que el frasco y colocadlo dentro como se observa en la imagen. Colocamos los guantes y cortad el palillo de pintura dentro del frasco para evitar salpicaduras.

Movemos el palillo de pintura dentro del frasco con paciencia para ir creando las manchas que luego hacen su parte brillando en la oscuridad. Repetimos la operación con dos palillos más y luego cerramos bien el frasco para agitarlo.